Los ángeles custodios

Isabel Cendal regenta un orfanato en La Coruña; tras la muerte de su hijo y su marido a causa de la viruela, vive entregada al cuidado de los niños. Entre ellos, tiene especial cariño a Benito, un huérfano que presenció la muerte de su madre. Un día, Isabel
recibe la visita del doctor Francisco Javier Balmis, un reputado médico que ejerce como cirujano real y al que Carlos IV ha designado para que lleve a cabo una expedición con el objetivo de erradicar la viruela en América del Sur y Filipinas. Balmis, que necesita niños para portar la vacuna, ha llegado a La Coruña acompañado por un grupo de huérfanos madrileños, y mientras ultima los detalles del viaje los deja al cuidado de Isabel. Tanto ella como el doctor son personas cultas, altruistas y con gran capacidad de trabajo; esto es lo que hace que Isabel acepte la oferta de Balmis de formar parte de la expedición, en la que también se enrolará José Salvany, un joven cirujano.
Juntos emprenderán un largo viaje repleto de aventuras, logros y también sinsabores que cambiarán la vida de todos ellos para siempre y les descubrirán nuevos territorios tanto geográficos como emocionales.

No hay comentarios

Agregar comentario