Capricho

Goya, el más fiel cronista de su tiempo, embelesado por los apasionados caprichos de tres de sus musas cede a ellos sin medir las consecuencias que estos desatinos le pueden provocar. La Condesa-Duquesa de Benavente, La Duquesa de Alba y la Condesa de Chinchón, como el reflejo de la sabiduría, la seducción y la dulzura, tres de los atributos que el pintor mas admira en la mujer; resucitan en esta novela para guiar al lector al languidecer del siglo XVIII y el convulso nacimiento del XIX. Bajo su mecenazgo paseará por los teatros, plazas, conventos y palacios para profundizar en aquella acomodaticia sociedad que rendida al divertimento y la desidia a punto estará de perderlo todo a manos del los invasores Napoleónicos.

Las brasas incandescentes de un declive anunciado, se incendiarán en este peligroso juego que el sabio destino se encargará de depurar solapando las antiguas vanidades con sentimientos de lucha, justicia y Esperanza.

No hay comentarios

Agregar comentario